Mundo Música > Artistas Destacados|Música de los 70 > Grandes Cantantes Setenteros|Música de los 70 > Las mejores Canciones de los 70|Mundo Música|Música de los 70

Nino Bravo, la presencia de una voz

Escrito por Lidia / 2 de febrero de 2009

Sin dudas, la potente voz de Nino Bravo fue una de las más populares de España e Iberoamérica allá por la década del setenta. Su temprana muerte nos privó de su talento, pero nos dejó canciones imborrables.

Existe una raza de cantantes pop/románticos españoles que triunfaron en los setenta. Entre ellos hay una leyenda, que es sin lugar a dudas el mítico valenciano Nino Bravo. Como a los buenos vinos, con el tiempo aquello de cutre quedó a un lado y por estos días habrá que admitir que Nino Bravo es un verdadero clásico.

Toda historia tiene un comienzo

Nació el 3 de agosto de 1944 como Luis Manuel Ferri Llopis, en Avelo de Malferit. Pronto, siendo aún un niño, su familia se muda a la capital, Valencia. Allí, en el barrio Sagunto, crece mostrando el talante sensible y tierno que lo caracterizaría. Es aplicado en sus estudios, virtud que compatibiliza con su timidez. Sin embargo, no logra terminar con su enseñanza media, ya que debe ayudar a sus padres trabajando como aprendiz de joyero cuando sólo tenía 15 años.

Por entonces, comienza a ser embelezado por la música, que lo tiene como protagonista de tunas y rondallas. Pronto avanza en ambos ámbitos: se convierte en pulidor de diamantes, al tiempo que forma parte de Los Hispánicos, su primer conjunto musical, con el que alterna el cancionero melódico en español con los nuevos sonidos que llegaban desde Estados Unidos (Cole Porter, Los Plateros).

De a poco, el grupo se va diluyendo merced a la escasa repercusión que obtienen en festivales y concursos. No obstante, la voz del joven Manolo llama la atención y es tentado para separarse del resto, pero se niega. En el 62 ya hay un nuevo conjunto: Los Supersons, donde el cantante vuelve a destacarse (y se despide definitivamente de su futuro como joyero). Hacen gira hasta octubre de 1964, que es el momento en que el que debe presentarse a la milicia, que lo tendrá ocupado durante dos años. Un tiempo largo para un joven con pretensiones artísticas, por lo que a la vuelta duda sobre seguir o no con la música. Mientras se define, da con importante manager valenciano, quien le sugiere elegir un nombre artístico. Opta por Nino, nombre al que el visionario manager suma Bravo, en alusión a la potencia de su voz. Había nacido Nino Bravo.

El resto forma parte de la historia de la música

El resto es una historia más conocida: pasa desapercibido en Madrid hasta que firma un contrato de cinco años con los estudios Fonogram, alcanzando una mediana repercusión en todo el país. Su primera grabación solo vende… 600 copias.

Habría que esperar hasta 1970 para que todo cambie. En este año, debuta en los escenarios de Madrid y graba una canción con la cual se haría inmortal en España y Latinoamérica: “Te quiero, te quiero”. Desde entonces, su carrera avanzaría de manera meteórica, con la grabación de cinco LPs, giras internacionales y, principalmente, con canciones que todavía se escuchan, como: “Un beso y una flor”, “Mi tierra” y “América, América”.

Estaba en pleno éxito cuando, el 16 de abril de 1973, con tan sólo 28 años muere en un accidente automovilístico que se produce cuando manejaba su BMW 2.800. Se iba una voz viril y potente, llena de vida y técnica. Una voz inigualable, llevada por un artista.

Tags: , , , ,

1 comentario

  1. exelente

Leave a comment