General|Música de los 80 > Grandes Cantantes Ochenteros|Música de los 80

Cuando la Reina del Pop aún era heredera

Escrito por Ivan Mckenzie / 12 de abril de 2012

Aprovechando el tirón de MDNA, la vieja discográfica de la Reina del Pop publica una caja barata sin demasiadas florituras con sus once discos de estudio. Una ocasión perfecta para repasar la discografía de una las artistas más importantes y longevas, que abarca ya cuatro décadas haciendo números 1 con nuevas canciones (un verdadero récord sólo superado por Cher), y comenzando por sus primeros discos en los 80s.

(Captura de madonna.com)

Madonna (1983)

Después de unos cuantos tumbos por la escena neoyorquina donde hasta se rumoreaba que durmió en cajeros, Madonna saca su primer disco de título homónimo. Eso sí, con un éxito progresivo. Si al principio el single ‘Everybody’ sólo funcionaría en pequeños círculos dance y la primera edición de ‘Holiday’, canción rechazada por dos ex Supremes, apenas llegó al Top 40, no fue hasta el medio tiempo ‘Borderline” cuando Madonna conseguiría su primer Top 10 en EE UU, siguiéndole ‘Lucky Star’ y la consiguiente retahíla de reediciones. Este primer disco es el que cuenta con la mayor proporción de singles en un disco suyo, cinco de ocho.

En los últimos tiempos se dice que Madonna se ha vendido para trabajar con artistas raperos y dance, pero en este primer disco el mundo creía, cuando la oía en la radio, que la negra era ella. Curioso.

‘Like A Virgin’ (1984)

No sólo cantar sobre el baile y el amor sabe Madonna, en sus inicios también le dedicaba canciones a cosas tan peregrinas como el orgullo capitalista (‘Material Girl’) o el deseo de que cada encuentro sexual sea el primero (‘Like A Virgin’). Estas dos joyas se unen a ‘Into The Groove’, cinco minutos donde se condensa todo el sonido de los años 80, como las mejores canciones del disco. 1985 se hace un año clave en su carrera gracias a este disco, el escándalo en los premios MTV, el vídeo a lo Marilyn Monroe y la internacionalización de su éxito.

‘True Blue’ (1986)

En su tercer disco, ya como mujer de casi 30 años y casada con Sean Penn, puede hablarse de un álbum maduro. Como para demostrar que no sólo sabe cantar banalidades, True Blue comienza con una balada, ‘Live to Tell’, a la que sucede una canción que samplea a Beethoven y roza lo anti-abortista, ‘Papa Don’t Preach’, que Madonna se negó a donar para una campaña de estos fines.

‘True Blue’ da la mejor sucesión de singles de su historia, con cinco canciones recordadas por todo el mundo y a menudo recuperadas en setlists de sus giras. Este es además su disco de estudio más vendido, por encima de los 25 millones de copias, gracias entre otros temas a ‘Open Your Heart’ o ‘La Isla Bonita’, que antes fuera rechazada por Michael Jackson.

Like A Prayer’ (1989)

Madonna volvía a sorprender con un primer single con aires gospel y evidentes referencias religiosas, ‘Like a Prayer’. El disco al que da título el single es uno de los mejor considerados de su carrera al tratarse de un álbum claramente autobiográfico en el que habla sobre la mujer en temas como ‘Express Yourself’, la muerte de su madre cuando sólo era una niña en ‘Promise to Try’, la relación con su padre en ‘Oh, Father’, o el violento divorcio con Sean Penn en ‘Till Death Do Us Part’.

Continuará…

Tags: , , , ,

No hay comentarios

No comments yet. ¿Quieres dejar un comentario?

Leave a comment