Mundo Música > Géneros|Mundo Música > Movimientos Musicales|Música de los 80

Corrientes musicales urbanas de los Ochentas (II)

Escrito por Ademir / 13 de marzo de 2009

Proseguimos comentando algunos de los movimientos musicales urbanos más representativos de los años ochentas. La mayoría de ellos aún prevalece en el gusto de los aficionados a la música popular, puesto que estuvieron inspirados en contenidos ideológicos de gran relevancia, que no ha perdido fuerza, ni pertinencia, ni aún con las transformaciones sociales más radicales: son expresiones del alma urbanita, que por su sinceridad desgarradora, exponen de manera fehaciente los dilemas existenciales más íntimos de nuestro tiempo.

El sentimiento del punk

La divisa “sin futuro” esencia todo el vehemente sentimiento punk. Es una ideología destructiva y clamorosa. El punk surgió en los barrios marginales de Londres, en mil novecientos setenta y siete, y tuvo su cenit cultural en los siguientes dos años. La música punk es intensa, dura, agresiva se sirve de guitarras saturadas, ritmos frenéticos y armonías desquiciadas. Su objetivo era retomar la intencionalidad natural del rock. Uno de sus difusores más representativos fue el grupo Sex Pistols, extraordinarios músicos que provocaron una gran conmoción en su momento, con temas como “Anarchy in the UK”, “God Save the Queen”, o su singular versión del conocido tema “My Way”. Cada una de estas composiciones era un enérgico alegato en contra del orden establecido.

Más que una moda, una alternativa de realidad

Los modos de actuar y las formas de vestir de las juventudes punk representaban un agravio en contra de toda costumbre, de toda civilidad. Sus estrafalarios peinados, grotescos ornamentos y maquillajes, manifestaban una repulsa a la moralidad imperante. Algunos de los grupos más gustados, surgidos en esta corriente, como The Clash, o The Police, paulatinamente transformaron sus propuestas a maneras musicales más moderadas, por medio de una fusión con el reggae jamaicano.

Gran influjo en la cultura contemporánea

Una muestra muy gráfica del impacto cultural que dejó el paso de la música punk, lo tenemos en la trilogía postapocalíptica cinematográfica del director George Miller, Mad Max (1979-1983) protagonizada por un joven Mel Gibson. En la trama de esta excelente obra del género fantástico, el expolicía futurista Max Rockatansky (Gibson) se enfrenta a grupos de neobárbaros punk en ámbitos urbanos devastados por diversas crisis y conflagraciones. La estética de los tres filmes, alude directamente a las manifestaciones contraculturales punk más características, por ejemplo, en el afán tribal desarrollado por las comunidades seguidoras de esta ideología, o también en el atuendo de los personajes protagonistas. Además, el talante del antihéroe Max Rockatansky, expone en buena medida un nihilismo positivo, pero vital, derivado directamente de la imperiosa voluntad de ser, que motiva la música punk.

Tags: , ,

No hay comentarios

No comments yet. ¿Quieres dejar un comentario?

Leave a comment